food + i

Alternativas a la proteína animal. Un mercado al alza.

food + i > Actualidad > Noticias > TENDENCIAS > Alternativas a la proteína animal. Un mercado al alza.
28 de enero de 2022

Alternativas a la proteína animal. Un mercado a punto de despegar en 2022.

La explosión de nuevos productos elaborados sin ingredientes animales se debe, en gran medida, al desarrollo tecnológico de los últimos años que proporciona nuevas alternativa  a la proteína animal. Las nuevas demandas del mercado y las medidas tomadas desde los gobiernos incrementarán aún más las inversiones en este sector.

Nuevas tecnologías disponibles
  • Los productos veganos tuvieron un auténtico despegue el pasado año. Entre los nuevos productos lanzados al mercado se encuentran: productos lácteos veganos, nuevos potenciadores de sabor y sustitutos del marisco.
  • Los principales métodos de producción de estos productos son los que involucran métodos basados en plantas, en fermentaciones y en carne cultivada. Sin embargo, la tendencia actual combinar estos métodos de producción para obtener propiedades más similares a la carne.
  • Se están incorporando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial para encontrar nuevas combinaciones de ingredientes que imiten a los productos animales.
Mercado al alza
  •  La producción de productos basados en proteína vegetal sigue al alza y continúa diversificando a más productos. Solo en la primera mitad de 2021 ya se supera la inversión realizada en todo el 2020.
  • Aunque actualmente el único país que aprueba la venta de carne cultivada es Singapur, los gobiernos llevan trabajando varios años en regular su comercialización. Esto supondrá un impulso para estos productos en los próximos años.
  • Los gobiernos alrededor del mundo están financiando proyectos relaciones con la investigación en proteínas alternativa. Los gobiernos de U.S.A, Israel y Canadá han otorgado alrededor de 66 millones de dólares a estos proyectos.
Sostenibilidad
  • Las proteínas vegetales destacan por su sostenibilidad, ya que requieren de una menor cantidad de recursos naturales y tienen un menor impacto ambiental.
  • El aumento en la producción de estos productos abre la puerta a la creación de nuevas cadenas de valor que aumenten la circularidad. Un ejemplo de esto sería el uso de partes no aprovechables en el procesamiento de la coliflor para generar queso vegano.

Desde el clúster FOOD+i informamos a nuestros socios acerca de las nuevas legislaciones, tendencias de mercado y tecnologías disponibles para que siempre estén un paso por delante.

Si tienes interés en la temática, te recomendamos que visites el artículo completo de Good Food Institute en el siguiente enlace.

Postear Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.